Si tu pedido supera los 50 €, ¡GASTOS DE ENVÍO GRATIS! (Península)
 
Si no supera los 50 €, gastos de envío fijos de 5 €.
 
¡Haz tu pedido! Pedido on line o T. 93 452 4115 (de lunes a viernes de 10-14h y 15h a 19h). Lo recibes en 24h-48h *

 

Inicio > Gazeta

Prevención y tratamiento natural de la osteoporosis

Modelo artificial de osteoporosis

¿Fármacos como única opción contra la osteoporosis? La respuesta es un rotundo NO. El conocimiento profundo de esta enfermedad permite descubrir sus causas y actuar en consecuencia, no sólo para prevenirla sino también para limitar sus efectos una vez declarada. Las armas usadas (reflejadas en este artículo) permiten obtener cambios muy positivos en el organismo. El recurso de la medicación química no debe ser la única solución a contemplar.

Pascale Pech | 24/05/2012

 

Cómo se desarrolla la osteoporosis

La osteoporosis se basa en una descalcificación progresiva de los huesos del cuerpo humano que, con el tiempo, se vuelven más porosos y, en consecuencia, más proclives a la rotura. Los osteoblastos son células óseas encargadas del desarrollo y crecimiento del hueso. De forma más concreta, los osteoblastos son los responsables del crecimiento óseo normal en los niños, en una fractura y también regulan la concentración de calcio y fosfatos en sangre. Por otro lado, los osteoclastos también trabajan en la remodelación del hueso natural, manteniendo el equilibrio óseo y lo hacen mediante el sistema de degradación y reabsorción ósea. Cuando se produce una hiperactividad osteoclástica es cuando el hueso se destruye al romperse el equilibrio. Así, la osteoporosis surge por exceso de la acción de los osteoclastos.

Algo esencial es descartar la idea excluyente de que el aporte de calcio es el único factor de importancia en lo que se refiere a la calidad ósea, tal como defienden algunos colectivos médicos. En la osteoporosis la idea clave es no permitir que los osteoclastos dominen la actividad ya que son los elementos destructores de hueso y sí favorecer la actividad de los osteoblastos, elementos constructores de hueso. Por su parte, el profesor Louis Kervran, autor de un trabajo sobre la teoría de las transmutaciones biológicas, aporta la confirmación científica de que el calcio del organismo no procede únicamente del calcio ingerido, sino también del magnesio, potasio, sodio y silicio orgánico. Estos elementos se transforman en calcio en el organismo mediante el sistema de la transmutación.

Se suele decir que la menopausia es causa de osteoporosis ya que los estrógenos (hormona femenina) juega un papel primordial en la construcción y buen mantenimiento de las sustancias óseas, pero lo cierto es que la verdadera causa de la osteoporosis es el “robo” durante años de reservas minerales con el fin de evitar una hiperacidez sanguínea en cada ocasión. Además de eso, las mujeres sí que es cierto que suelen tener una tendencia más acentuada a la osteoporosis que los hombres ya que su estructura ósea es más fina, frágil y menos densa que la masculina y además durante la gestación femenina, así como durante el posterior proceso de lactancia, se produce una pérdida importante de calcio a nivel óseo.

Clarifiquemos las características de ese “robo” que es, en definitiva, un método de autoregulación propio del organismo. Cuando existe alguna deficiencia en el organismo, el propio cuerpo apela a las sustancias minerales alcalinas presentes en sus reservas: en huesos, cartílagos, dientes, etc. Las reservas son limitadas y, por eso, tras años de apropiación y de desmineralización, es cuando aparecen enfermedades como artrosis, osteoporosis... problemas ligados a la acidificación del terreno.

El equilibrio del sistema ácido-base ligado inexorablemente al tipo de alimentación diaria, así como el uso de complementos alimenticios, una correcta oxigenación del organismo y la práctica de deporte específico son los puntales de la prevención de la osteoporosis. Una vez ésta ha hecho su aparición se trata entonces de limitar sus efectos para mantener una óptima calidad de vida en la medida de lo posible.
 
             

 El doctor Eric Menat * también es afín a esta concepción de la osteoporosis y afirma: “Si la osteoporosis está en constante aumento, no es solamente con motivo del envejecimiento de la población sino también a factores ambientales de primer rango como son la alimentación y el sedentarismo. Por lo tanto, nosotros realmente podemos contemplar una verdadera sinergia de prevención, totalmente natural y sin efectos secundarios, evitando el recurso de la medicación, no siempre bien tolerada y con una eficacia no demostrada a largo plazo”.


SISTEMA ÁCIDO-BASE

El cuerpo humano posee un equilibrio químico interno en el que intervienen múltiples factores y una de las herramientas de las que dispone para regularlo es el equilibrio ácido-básico que debe mantenerse siempre dentro de unos parámetros y cuyo indicador es el PH (siglas relativas a Potencial de Hidrógeno). El PH es la medida de la acidez o alcalinidad de un líquido, es decir, concentración de iones de hidrógeno (H+) existentes en ese líquido. Quizás uno de los mecanismos más conocidos de medición del PH sea la medición de este indicador en orina.

A modo informativo, el PH es diferente según la parte del cuerpo en la que se mida: el PH medio del estómago varía entre 1,4 y 3,5, aunque en las paredes del estómago el PH se puede elevar hasta 8,2 como sistema de autoprotección; la piel permite una variación de PH de 4 a 6,5 (la publicidad, en este sentido, y con el afán de vender cremas, afirma taxativa -y erróneamente- que la piel debe tener un PH únicamente de 5,5); el PH de la zona genital femenina suele ser de 4,7; y en sangre la norma es de 7,42, ya que admite poca tolerancia de variabilidad. Para acabar de redondear este complejo mapa, hay que destacar el Sistema Tampón (con acciones intracelulares, extracelulares u óseas), que son unos mecanismos reguladores que utiliza el propio cuerpo humano para mantener el PH de cada zona / órgano dentro de sus límites. Así, existen tres mecanismos básicos que utiliza el organismo para mantener su equilibrio ácido-base:

           1. La respiración. Los pulmones regulan la cantidad de gas carbónico en el organismo y eliminan los ácidos volátiles.
           2. La función renal, mediante la excreción de excedentes de ácidos orgánicos (hablaremos más adelante del índice PRAL). Los riñones acumulan estos ácidos durante el día y, es por la noche, cuando se produce la eliminación.
           3. El Sistema Tampón, es decir, el uso de tejido conjuntivo y de hueso como sistema amortiguador adicional. Especialmente importante es éste último aspecto que enlaza con lo mencionado anteriormente: el cuerpo humano como sistema de regulación puede “acudir” a los huesos de forma recurrente en busca de lo que carece.

La dicotomía básica sería Acidez Vs Alcalinidad. Pero si bien un exceso de alcalinidad no repercute de forma negativa en el organismo, un exceso de acidez sí que puede ocasionar graves perjuicios. El cuerpo humano se acidifica cuando la cantidad de alimentos acidificantes consumidos es superior a la de los alcalinos, como principal motivo. En este sentido, muchos ácidos resultan de numerosas transformaciones bioquímicas debidas a una carencia de vitaminas y oligoelementos. Y para estas transformaciones bioquímicas también es necesario el oxígeno que, cuando no está presente, disminuye la combustión de los ácidos. Y no sólo eso, sino que la quema de ácido suele provocar la aparición de radicales libres.

A continuación se indican posibles problemas surgidos como consecuencia de desequilibrios en el sistema ácido-base, la mayoría provocados por un exceso de acidez:

 

- osteoporosis
- crisis de gota
- reumatismo, artritis, poliartritis...
- artrosis
- desmineralización: caries, caída de cabellos, uñas frágiles
- sangrado de encías
- aftas en labios y en la boca
- fisuras en las comisuras de los labios (boqueras)
- acidez estomacal, regurgitaciones
- ardor de estómago
- úlceras
- formación de depósitos: cálculos renales y de vesícula
- problemas dérmicos: brotes, eccemas, herpes...
- varices
- inflamaciones recurrentes
- resfriados, sinusitis, bronquitis...
- cefaleas y migrañas
- cansancio crónico
- dolores ciáticos
- sensación de quemazón en la zona anal
- calambres musculares

- debilitamiento del sistema inmunitario
- fatiga
- falta constante de energía
- depresión
- sensación de miembros dormidos
- nerviosismo, irritabilidad...

La osteoporosis es una de las consecuencias que experimenta un organismo sometido a una continua dieta acidificante. E incidiendo en esta línea algunos estudios revelan resultados encaminados a confirmar esta idea. Estas serían las conclusiones de algunas investigaciones **:

          - Los estudios epidemiológicos sugieren un vínculo entre el consumo de proteínas animales (acidificantes) y la osteoporosis.
          - Las personas que consumen más frutas y legumbres tienen una densidad mineral ósea más elevada que las que apenas consumen
          - Se multiplican de 3 hasta 5 la proporción de fracturas en adolescentes que consumen habitualmente bebidas ácidas refrescantes (refrescos)
           - La orina de las personas vegetarianas es más alcalina que la de las personas carnívoras

También es importante mencionar que en algunos ámbitos se habla de “acidificación latente” ya que ésta no se manifiesta de forma inmediata a haberse asentado en el organismo sino que evoluciona de forma interna e insidiosa hasta que se muestra en forma de enfermedad crónica.

En la siguiente página, se indican de forma general los alimentos acidificantes del organismo, los alcalinos y los de acción variable dependiendo del terreno de la persona que los consuma.

 

Referencias

 * Médico homeópata, especializado en Dietética, diplomado por la Universidad de Dietética y Enfermedades de la Nutrición , miembro fundador de la Asociación Médica Internacional de Investigación y Estudio del Comportamiento Alimentario y miembro de la Asociación Kousmine International.
** www.iridosite.com/dossiers/ph/ph.html

Polen, propóleos, complementos alimenticios y otros productos. ¡Todo para tu salud!

Enlaces rápidos a temas de interés

Boletín

Introduce tu mail y regístrate para recibir nuestro boletín con novedades, actualizaciones y una serie de contenidos de gran interés.


© ESENCIALMA S.L. (Barcelona) 2016 - Distribuidor oficial en España del Polen en estado fresco patentado por Percie du Sert.


Prohibida la reproducción total o parcial de las imágenes, textos, ilustraciones y conceptos gráficos de esta web sin la autorización expresa de ESENCIALMA, S.L.

 

Mapa Web | Registro | Contacta


 
Este sitio web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y optimizar su navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta nuestra Política de Cookies. OK |