Curar a través de la comida I

May 28, 2010 | Nutrición, Reportajes

La alimentación moderna, fruto de los cambios alimentarios experimentados en las últimas décadas, se considera uno de los principales causantes, junto a factores genéticos y medioambientales de una larga serie de enfermedades de todo tipo. Por eso, se plantea que una modificación de los hábitos alimentarios siguiendo unas determinadas pautas no sólo es capaz de prevenir ciertos desórdenes y alteraciones del organismo sino que es capaz de revertir los efectos ocasionados por las sustancias nocivas de los alimentos actuales.

Jean Seignalet ejerció como médico y catedrático en el Hospital de Montpellier (Francia). Fue director durante 30 años del departamento de trasplantes de su Hospital y pionero en el trasplante de órganos y tejidos, en especial, renales. Esta extensa formación como médico y biólogo le permitió elaborar una teoría global que relaciona gran parte de las enfermedades autoinmunes con la alimentación moderna, diseñando una dieta que aplicó con gran éxito a sus pacientes.

La propuesta del doctor Jean Seignalet se fundamenta en la idea de que algunos alimentos modernos están modificados respecto a los alimentos “ancestrales”, mientras que nuestro sistema digestivo no se ha modificado. Por lo tanto, la filosofía esencial de la dieta Seignalet consiste en el consumo de alimentos no-modificados, que se traduce en una mejor asimilación de los mismos.

Esta modificación de los alimentos viene dada por la alteración genética, en el caso de algunos cereales, o bien por la cocción a altas temperaturas, que transforma la estructura de las proteínas. Las proteínas que ingerimos pueden no ser digeridas por completo alterando, de esta manera, el equilibrio de la flora intestinal y pasando de una flora de fermentación (fisiológica) a una flora de putrefacción (no fisiológica). Esta perturbación de la flora y del contenido intestinal genera toxinas que se absorben y alteran el equilibrio del organismo. Las causas de este trastorno pueden ser la eliminación de este exceso de toxinas, en el caso de las enfermedades de eliminación; la acumulación de estas toxinas en determinados órganos, en las enfermedades por acumulación; o la estimulación del sistema inmune por proteínas extrañas, en el caso de las enfermedades autoinmunes.

                    ENFERMEDADES AUTOINMUNES                                                                                                                                                                                              Eliminación: Patologías de colon (Colopatia funcional, enfermedad de Crohn, rectocolitis hemorrágica…), patologías de la piel (acné, eccema, urticaria, psoriasis vulgar, pruritos…), patologías de bronquios (bronquitis crónica, asma…), infecciones de mucosas ORL o conjuntivas, alergias, aftas…                                             Acumulación: tendinitis, artrosis, osteoporosis, migrañas, cefaleas, depresión endógena, alzheimer, parkinson, diabetes de tipo II, hipercolesterolemia, espasmofilia, sobrepeso, arteriosclerosis, envejecimiento prematuro, problemas digestivos (dispepsia, digestión lenta, ardores, nauseas, lengua cargada, piedras en la vesícula…), caries…
Autoinmunes: 
Reumatología (reumatismo psoriásico, polimialgia reumática, síndrome de Gougerot-Sjögren, lupus eritematoso, esclerodemia…), Tiroides (enfermedad de Basedow, tiroiditis de Hashimoto…), otras (celiaquismo, dermatitis herpetiforme, miastenia, pénfigo, hepatitis crónica activa, síndrome de Guillain-Barré, enfermedad de La Peyronie…)

 

“La alimentación, la 3ª medicina. Cómo tratar enfermedades mediante una correcta alimentación.” Jean Seignalet. Colección Integral de RBA.

Fotos: Dreamstime.com

Foto principal: © Wael Hamdan | Dreamstime.com

Manzana con jeringuilla: © Edward Westmacott | Dreamstime.com

Artículos relacionados

Espirulina II

La espirulina ASN es cultivada con aguas limpias y mineralizadas de nacimiento del Parque Natural de Sierra Espuña.

leer más

Espirulina I

“Somos lo que comemos”. En efecto, nuestro organismo se compone de unos 1000 billones de células y en cada minuto de nuestra existencia se crean un millón de células nuevas a partir de lo que hemos ingerido.

leer más

Para reforzar tus defensas… ¡propolízate!

El sistema inmunitario se puede ver alterado o debilitado por múltiples factores: alimentación tóxica o deficiente, contaminación, hábitos nocivos como fumar o el alcohol excesivo, sedentarismo, estrés, virus / bacterias… 

leer más