El organismo es un acuario marino

Mar 9, 2012 | Nutrición, Reportajes

En 1904, el biólogo francés René Quinton pone en evidencia la similitud entre la composición del agua de mar y la del plasma sanguíneo.
La concentración en minerales es análoga a la del medio interno del hombre: “Hay identidad física y fisiológica entre el agua de mar y el medio interno del organismo”, afirma René Quinton quien merced a experiencias en animales y cultivos celulares puso en evidencia tres puntos esenciales:

–    Ausencia de toxicidad del agua de mar
–    Eficacia terapéutica del agua de mar
–    La supervivencia celular en el agua de mar

De todo esto se deduce que el agua de mar era un medio favorable para la vida celular.

MAR PARA BEBER

Durante los 50 últimos años, numerosos trabajos de investigación han sido realizados sobre las aplicaciones terapéuticas del agua de mar bebible. En particular por las escuelas alemanas y francesas en campos tan diversos como la dermatología, las patologías digestivas, en la rehidratación, la mineralización y la desintoxicación.

En España, expertos en medicina del deporte han realizado estudios sobre el agua de mar hipertónica como complemento alimenticio para acortar los tiempos de recuperación entre entrenamientos para evitar la carga de trabajo físico.

Varios autores estadounidenses y franceses han demostrado que el plancton tenía en particular una actividad contra los microbios. Así, en nutrición, el consumo regular de agua de mar  desempeña un papel de desintoxicación muy favorable para el organismo.

EL AGUA DE MAR VIVA

Para conservar sus cualidades nutritivas y sobre todo su característica de medio vivo, el agua de mar no debe ser calentada, sin embargo la preparación y el acondicionamiento de los complementos alimenticios bajo forma de bebida utilizan métodos de esterilización agresivos: calefacción, ionización o irradiación por rayos gama. Únicamente las ampollas de plasma marino microfiltrada en frío pueden conservar las cualidades biológicas esenciales del agua de mar y llevar el marchamo de “Agua de mar viva”.

El modo de acción es micro nutricional. No concierne el síntoma, ni tampoco la enfermedad, pero va dirigido a la parte más íntima del terreno, o sea a nivel celular. Este modo de acción es global, o sea en relación con las propiedades ionomineral y biológicas del agua de mar, conllevando una mineralización del medio interno incluyendo los oligoelementos indispensables al organismo, generando una desintoxicación del medio extracelular.


¿PARA QUIÉN? ¿CUÁNDO? ¿CÓMO?

Verdadero tratamiento regenerante, el consumo de ampollas de agua de mar viva concierne a la mayoría de las personas. A pesar de su sabor salado, el aporte de sodio del agua de mar bebible  es débil, unos 100 miligramos de sodio por 10 mililitros.

Las personas afectadas por los problemas siguientes encontrarán una valiosa ayuda en un tratamiento de agua de mar viva:

–    Deshidratación / sequedad de la piel
–    Surmenaje, estrés relacionado a la actividad profesional
–    Pérdida de energía
–    Deporte en general y deporte de fondo en particular
–    Convalecencia
–    Senectud
–    Regímenes de complemento en aporte en minerales y oligoelementos
–    Estrés o impacto nervioso

Los periodos más favorables son los cambios estacionales, pero también el verano para las personas sensibles a la deshidratación, las fases de preparación o de recuperación de un esfuerzo físico de fondo, las fases de convalecencia, siguiendo las operaciones quirúrgicas o tratamiento médico pesado con la finalidad de desintoxicar y volver a vitalizar el organismo.

Los Laboratoires Quinton ponen a la disposición de los deportistas el Quinton Hypertonic 24 AB, ampollas de 10ml de esta agua de mar viva que se utiliza a razón de una o dos ampollas 20 minutos antes del ejercicio, dos durante y dos al final antes de la bebida de recuperación que se tome  habitualmente.
Para una mejor absorción, el fluido marino debe ser absorbido puro, sin diluir y conservado un corto tiempo en boca antes de ser absorbido.

IMÁGENES
Principal: © Valua Vitaly | Dreamstime.com
Célula: © Robert Davies | Dreamstime.com

Artículos relacionados

Espirulina II

La espirulina ASN es cultivada con aguas limpias y mineralizadas de nacimiento del Parque Natural de Sierra Espuña.

leer más

Espirulina I

“Somos lo que comemos”. En efecto, nuestro organismo se compone de unos 1000 billones de células y en cada minuto de nuestra existencia se crean un millón de células nuevas a partir de lo que hemos ingerido.

leer más

Para reforzar tus defensas… ¡propolízate!

El sistema inmunitario se puede ver alterado o debilitado por múltiples factores: alimentación tóxica o deficiente, contaminación, hábitos nocivos como fumar o el alcohol excesivo, sedentarismo, estrés, virus / bacterias… 

leer más