Nanotecnologías: las nanopartículas están entre nosotros… IV

Dic 1, 2011 | Investigaciones, Reportajes

3. Razones serias para preocuparse

La cualidades y las características propias de las nanopartículas son, por definición, sus dimensiones ínfimas pero también sus propiedades físicas y químicas particulares que las distinguen de las partículas clásicas correspondientes. Son estas características precisamente las que sugieren a priori que las nanopartículas pueden entrañar efectos negativos para los sistemas biológicos:


A/ 
En el medio ambiente, la toxicidad de las partículas es inversamente proporcional a su tamaño; a partículas más pequeñas, mayor potencialidad tóxica.

B/ Todos los estudios publicados hasta hoy indican que los nanomateriales pueden afectar los comportamientos biológicos a nivel celular, subcelular y proteínico. Algunas nanopartículas atraviesan fácilmente el organismo, se depositan sobre los órganos diana, penetran en las membranas celulares, entran en las mitocondrias y pueden desencadenar reacciones nefastas (6).

C/ Las nanopartículas pueden atravesar las barreras biológicas, particularmente la barrera hematoencefálica que protege el cerebro y más generalmente las membranas celulares y la envoltura nuclear que encierra el genoma (7).

D/ Los mecanismos de defensa del organismo humano no son tan eficaces para eliminar las nanopartículas de los pulmones, del tracto gastrointestinal y de otros órganos que para partículas más gordas.

E/ La más grande superficie total presentada por las nanopartículas relativamente a su masa produce una más grande reactividad química. Hay un incremento de la producción de sustancias reactivas al oxígeno y ellas mismas dañan las macromoléculas biológicas (ADN, lípidos, proteínas…), perturbando así el funcionamiento celular (hiperproliferación, apoptosis, mutación). Estos fenómenos de estrés oxidativo están implicados en muchas patologías (arteriosclerosis, diabetes, enfermedades neurodegenerativas, cáncer…) y en los procesos de envejecimiento (8).

F/ Los órganos humanos más susceptibles de almacenar las nanopartículas son el hígado y, en menor repercusión, el bazo.


4. Las señales de alerta se multiplican estos últimos años. 

Son asociaciones ecologistas y ciudadanas las que primero han llamado la atención sobre los riesgos para los seres vivos y para la sociedad del desarrollo de las nanotecnologías (9), más concretamente cuando las nanopartículas son susceptibles de entrar en el organismo humano. Es el caso de los cosméticos y de los productos de higiene corporal (10) y, más recientemente, de los productos que entran en el campo del sector alimenticio (11). Pero es justo decir que las señales de alerta procedentes de instituciones científicas no tecnofóbicas, ni con relaciones ecologistas, se han multiplicados desde el año 2004.

En el 2004, la Royal Society de Reino Unido accionaba la sirena de alerta sobre muchos vacíos en el conocimiento de los riesgos relacionados con las nanotecnologías. En Septiembre de 2005, el SCENIHR (Comité Científico Europeo sobre los riesgos emergentes o recientes para la salud) avisa sobre las insuficiencias en materia de toxicología y de ecotoxicología.

Para el CCNE (Comité de Consulta Nacional de Ética Francesa) las nanociencias son una disciplina que nos da las posibilidades de intervenir sobre el mundo. El CCNE recomienda que una información suficiente esté disponible sobre las temibles propiedades ambivalentes de los nanosistemas moleculares fabricados por el Hombre, ya que estos nanosistemas pueden atravesar las barreras biológicas y no ser actualmente biodegradables. Esto puede, fuera de indicaciones terapéuticas precisas, tener consecuencias graves para la salud.

El CCNE insiste sobre la responsabilidad de financiación por parte de la industria de investigación sobre los posibles riesgos, esto se considera como una prioridad ética.

En septiembre del 2007, el INRS (Instituto Nacional de Investigación y Seguridad- Francia-) pide una prevención más importante en los lugares de trabajo implicados en la producción y la manipulación de nanopartículas y de nanomateriales.

En un informe de julio de 2007, la U.S FDA (Administración de alimentos y medicamentos de EEUU) insiste sobre el hecho de que la farmacocinética y la farmacodinámica de las nanopartículas son diferentes de las de las partículas “normales” y constata que los estudios de toxicidad no lo toman en cuenta.

Julio de 2008: La AFSSET (actualmente Anses -Agencia Nacional de Seguridad Sanitaria, de la alimentación, del Medio Ambiente y del Trabajo-) considera que los nanomateriales presentan un riesgo potencial para los trabajadores expuestos y preconiza la instalación de sistemas de aislamiento en las industrias. La experiencia del siglo pasado y los desastres ecológicos y humanos provocados por el no tomar en cuenta el principio de precaución (18) debería incitar los que deciden a nivel político y económico a escuchar estas preocupantes señales y, al menos, frenar la ola de nanoproducciones en curso. Pero hay que decir que no es así.

BIBLIOGRAFÍA

(6) A.Nel, T.Xia, L.Mädler et N.Li; Toxic potential of materials at the nanolevel; Science, vol. 311, 3 février 2006.

(7) CCNE (Comité consultatif national d’éthique); avis n° 96 sur les questions éthiques posées par les nanosciences, les nanotechnologies et la santé; Paris, février 2007.

(8) G.Oberdörster et al. ; Nanotoxicology : an emerging discipline evolving from studies of ultrafine particles ; University of Rochester, 2005.

(9) ETC group Action group on erosion technology and concentration, Winnipeg, Canada. Web: www.etcgroup.org/es/node/5262

(10) Friends of the Earth; Nanomaterials, sunscreens and cosmetics : small ingredients, big risks, 2006.

(11) Friends of Earth Australia, Europe and USA : “Out of the laboratory and on to our plates; a report by G.Miller and Dr Rye Senjen, mars 2008. Web: www.foeeurope.org/activities/nanotechnology/index.htm

(12) The Royal Society and The Royal Academy of Engineering: Nanosciences and nanotechnologies; July, 2004. www.nanotec.org.uk/finalReport.htm

(13) SCENIHR (Comité scientifique européen sur les risques pour la santé émergents ou nouvellement étudiés): opinions sur la sécurité des nanotechnologies.

(14) CCNE (Comité consultatif national d’éthique) voir réf 6

(15) B.Hervé-Bazin: les nanoparticules: un enjeu majeur pour la santé au travail? Avis d’experts; INRS et EDP Sciences, 2007.

(16)  Nanotechnology; a report of the U.S Food and Drug Administration; nanotechnology Task Force, 25 juillet 2007. Web:  www.fda.gov/ScienceResearch/SpecialTopics/Nanotechnology/default.htm

(17) AFSSET recommandations; juillet 2008.

(18) Eur.Environnement Agency: Late lessons from early warnings: the préautionary principle 1896-2000; environmental issue report n° 22, Copenhagen, 2001.

Artículos relacionados

Espirulina I

“Somos lo que comemos”. En efecto, nuestro organismo se compone de unos 1000 billones de células y en cada minuto de nuestra existencia se crean un millón de células nuevas a partir de lo que hemos ingerido.

leer más

Espirulina II

La espirulina ASN es cultivada con aguas limpias y mineralizadas de nacimiento del Parque Natural de Sierra Espuña.

leer más

Para reforzar tus defensas… ¡propolízate!

El sistema inmunitario se puede ver alterado o debilitado por múltiples factores: alimentación tóxica o deficiente, contaminación, hábitos nocivos como fumar o el alcohol excesivo, sedentarismo, estrés, virus / bacterias… 

leer más