¿Por qué no interesa la prevención de enfermedades? El caso de la dieta Seignalet II

Jun 1, 2010 | Nutrición, Reportajes

Mi propia experiencia

Como terapeuta de medicina natural, considero que es muy importante poner al alcance de la gente una posibilidad de autocurarse. Hipócrates en su tiempo (siglo V a.C.) ya proclamaba: “que tu alimento sea tu medicamento” así que, al fin y al cabo, el Dr. Seignalet no ha inventado una manera de comer nueva sino que ha utilizado su sentido común para hacer accesible a toda la gente una información que les permite decidir cambiar su alimentación con el fin de mejorar notablemente su salud. Personalmente, he tratado a muchos pacientes con esta dieta y aunque, a veces, resulta un poco difícil de aplicar, siempre hay una manera de adaptarla para obtener los máximos beneficios sin que el paciente sienta ningún tipo de restricción  extrema en su forma de alimentarse.

En toda mi vida profesional todavía no he conocido ningún caso que, practicando este tipo de alimentación, se encuentre mal. En cambio, en todos los casos hay una remisión de la sintomática o, como mínimo, una mejoría. Siempre propongo a mis pacientes más reacios probar esta dieta únicamente un mes y ver qué ocurre. Durante este mes, los pacientes ya empiezan a experimentar una mejoría y la persona se encuentra menos hinchada y más animada. Esta rápida mejora influye en el ánimo de la persona e incrementa sus ganas de continuar con este sistema de alimentación. En ocasiones, según la patología o enfermedad se puede tardar hasta un año en hacer desaparecer el problema pero la mejoría se nota muy pronto y esto alienta a los pacientes a continuar.

Todo lo que he contado hasta el momento es fruto de mi propia experiencia y lo hago con el objetivo y el anhelo de animar a otras personas a que prueben la dieta Seignalet. Las personas o colectivos que critican esta dieta siempre arguyen el mismo tema: “No se ha demostrado científicamente la eficacia de esta dieta”. Cierto, pero hemos visto que estadísticamente, sí se ha demostrado su eficacia y se sigue haciendo día tras día.

Por otro lado, a estos argumentos sin peso también les contestaríamos lo siguiente: hay muchos medicamentos que cuentan con la autorización necesaria para su puesta en el mercado pero que  utilizan estudios de inocuidad y de eficacia incompletos y, además, estos medicamentos autorizados se llegan a recetar a personas enfermas que luego sufrirán efectos secundarios muy dañinos para su organismo y, en casos extremos, mortíferos. ¿Acaso una dieta equilibrada como la del doctor Seignalet representaría un peligro para la gente cuando los que la prueban, si lo hacen de manera estricta, se curan o, como mínimo, mejoran de forma notable?

Uno de los puntos más controvertidos del sistema dietético del doctor Seignalet es la supresión definitiva de los lácteos y se cuestiona si esta omisión asegura el equilibrio nutricional necesario para una vida sana. Bien, las respuestas son tan dispares como los intereses que se esconden tras cada una de ellas.

Voy a ser muy clara: ante la pregunta

“¿ES EQUILIBRADA UNA DIETA SI SE QUITAN LOS LÁCTEOS?”

 

Respuesta de los especialistas públicos/privados que          tienen intereses y/o vínculos económicos con las               industrias lecheras: No

Respuesta de especialistas independientes: Sí.                   Los lácteos no son indispensables para el aporte de         calcio. 

 

 

 

Finalmente, queremos invitarte a que le eches un vistazo a la sección de Recetas de esta web porque la hemos diseñado con el fin de demostrar que es posible elaborar platos exquisitos y sanos, según la dieta Seignalet y que no suponen una privación excesiva, en cambio los beneficios son incalculables.

“La alimentación, la 3ª medicina. Cómo tratar enfermedades mediante una correcta alimentación.” Jean Seignalet. Colección Integral de RBA.

 

Fotos: Dreamstime.com y Morgue File

Foto principal: © Alexandr Denisenko | Dreamstime.com

Chica con molestias: © Nicholas Sutcliffe | Dreamstime.com

Píldoras:  © Vladyslav Danilin | Dreamstime.com

Artículos relacionados

Espirulina I

“Somos lo que comemos”. En efecto, nuestro organismo se compone de unos 1000 billones de células y en cada minuto de nuestra existencia se crean un millón de células nuevas a partir de lo que hemos ingerido.

leer más

Espirulina II

La espirulina ASN es cultivada con aguas limpias y mineralizadas de nacimiento del Parque Natural de Sierra Espuña.

leer más

Para reforzar tus defensas… ¡propolízate!

El sistema inmunitario se puede ver alterado o debilitado por múltiples factores: alimentación tóxica o deficiente, contaminación, hábitos nocivos como fumar o el alcohol excesivo, sedentarismo, estrés, virus / bacterias… 

leer más