Roland Lorilleux: “En Occidente nos equivocamos al separar la materia del espíritu” V

Jun 10, 2011 | Osteopatía, Reportajes

¿Por lo tanto es un problema que todavía se mantiene en la actualidad?

Sí, estamos siempre con este problema. Para explicarlo mejor, ¿qué diferencia hay entre una persona un minuto antes de morir y un minuto después de morir? ¿Cuál es la diferencia? La vida. Explícame la vida, explícame científicamente la vida. Podemos explicar cosas, pero únicamente por trozos. Por eso, si me piden algo científico, puedo dar miles de tesinas pero no encontrarás ninguna titulada LA OSTEOPATÍA, porque sería lo mismo que una tesina titulada LA VIDA. En cambio, sí podemos hablar, por ejemplo, del corazón, le podemos hacer un electro… Ésta es una visión racional y analítica pero sólo de una parte de la globalidad. Hablar de la globalidad es el uno y el uno es indefinible e imposible de determinar. Precisamente porque el mundo oriental acepta la globalidad se permite el dejar siempre una puerta abierta.

¿Ésta es su lucha? ¿Conseguir que se perciba esta dualidad?

Mi objetivo es presentar la Osteopatía tal como lo hacía su fundador Andrew Taylor Still (1828-1917), la globalidad. Y como decía él, “yo os he dado lo que podía, pero a vosotros ahora os toca seguir el camino”. Él pensaba que había mucho más, pero tenemos sólo una vida.

Pero Andrew Taylor Still procedía del campo de la medicina tradicional…

Él venía de una disciplina que nosotros llamamos “la medicina” pero, en realidad, nunca ha hecho medicina tal como se entiende hoy en día porque, en esa época, no existía una facultad de medicina.

 

Aún sin facultad de medicina a Andrew Taylor Still se le atribuía la profesión de médico e incluso de cirujano.

Pero eso es la historia. En realidad, Taylor Still nunca estudió medicina, pero estaba considerado como médico y, de hecho, durante la Guerra de Secesión actuaba como ayudante de enfermero, ayudante de cirujano, cirujano… Pero en esta época, 1861, hay que pensar que si existían algunas escuelas era en la costa, no en la zona interior del país.

Uno de los hermanos de Andrew Taylor Still sí que siguió una formación de medicina pero él no, aunque es importante mencionar que el padre de ambos, Abraham Still, era pastor metodista. Esto es muy interesante porque, en esa época, la particularidad de los pastores metodistas es que tenían una formación para tratar el alma, pero también el cuerpo. Eran los únicos que tenían una mínima base de conocimiento para cuidar a la gente físicamente, no sólo su alma.

Abraham Still vivía en los EEUU, en el campo, y se dedicaba a hacer su misa, su predicación, pero también cuando había alguien que sufría una fractura o algún problema de salud él iba y lo trataba. Andrew seguía a su padre desde pequeño y ya desde entonces hacía cosas, veía cómo se trataban los pacientes esta época. Era una transmisión de conocimientos tradicional de padre a hijo y de alguien que transmite a un joven. Andrew Taylor Still también se dedicaba a la tierra y a la granja, además de seguir a su padre y mostrar interés por lo que él hacía. Si Andrew Taylor hizo alguna clase de medicina en alguna ocasión no fue durante más de un año porque, primero, no le interesaba y, segundo, desde pequeño iba detrás de su padre así que ya tenía conocimientos.

Así que lo que quiero decir con la historia del padre de Andrew Taylor Still es que él era pastor del alma. Volvemos, en este caso, a la globalidad, para él existía la globalidad y punto. Es así que debemos hablar de la Osteopatía porque sino hablamos sólo de técnicas. Hay que saber qué queremos: formar técnicos o formar gente que se dedique a la globalidad.

En teoría, las técnicas utilizadas en Osteopatía que se enseñan son estructural, visceral y craneal, que cada vez cobran más reconocimiento, ¿es así?

Sí, hay un montón de técnicas que no son específicas de la Osteopatía. La manipulación no pertenece a nadie ya que pertenece a todo el mundo. Hay que pensar que un peluquero en Asia, por ejemplo, cuando vas a cortarte el pelo te manipula las cervicales: eso pertenece a su trabajo, es un acto profesional, corta y luego manipula.

El caso es que surgen titulaciones propias a raíz de estas técnicas. Me refiero, por ejemplo, a profesionales que se anuncian y se publicitan como titulado en técnica cráneo sacral, titulado en visceral…

De nuevo es gente que no ha entendido nada, porque se transforman y miran analíticamente. Se definen como “Yo soy visceral, yo soy cráneo-sacral”. La gente te llama y te pregunta: “¿Tú practicas cráneo-sacral?” “No, yo practico la Osteopatía”, les contesto. Siempre es molesto. Porque, ¿de qué me hablan? Yo conozco sólo la Osteopatía, no sé de qué más hablan. El que ha inventado la Osteopatía no ha concebido una técnica visceral ni cráneo-sacral ni estructural, no. Él ha creado un concepto de la visión, de la globalidad del cuerpo y, para trabajar con esta globalidad, va a necesitar unas herramientas, el máximo de ellas. A modo de ejemplo, entre algunas de mis herramientas hay técnicas que he tomado de la medicina energética.

 

Por lo tanto no es necesario catalogar ni categorizar.

No, no es necesario. Hablar de Osteopatía es hablar de la filosofía, de qué es la salud, cuál es el concepto de salud, eso es hablar de la Osteopatía. Si no es así, hablamos únicamente de técnica.

 


Roland, ¿qué es la fascia?

Las fascias son todas las membranas que unen todas las partes del cuerpo, es un tejido conectivo. Consideramos la fascia como todas las capas que permiten unir un músculo. Porque, ¿qué es un músculo? No existe. ¿Qué hay en un músculo? Hay pequeños muelles, un montón, pero estos cogen el nombre de músculo cuando existe una envoltura que les da su forma (como una capa, como un fascículo…). Y esta forma va a existir porque hay una función prevista. Por lo mismo, hay funciones diferentes porque hay diferentes formas. ¿Qué es lo que define esta forma? La fascia. La capa que define la forma es la envoltura, así existe la envoltura, y tabiques para las particiones, los tabiques también son la fascia y ésta sirve para un órgano, para todo. Cuando tenemos un músculo como el cuadriceps (porque hay cuatro cuerpos), por ejemplo, existe la envoltura de todo eso más los tabiques para hacer los 4 cuerpos.

La fascia es la responsable de nuestra morfología, es algo difícil de definir pero muy importante. Los anatomistas desde hace 20-25 años han empezado a estudiar cada vez más esto, porque antes no le daban importancia a esta capa, hablábamos directamente del músculo. No miraban que dentro del músculo estaban las fibras, los muelles… pero sin la envoltura no hay nada.

Artículos relacionados

Espirulina II

La espirulina ASN es cultivada con aguas limpias y mineralizadas de nacimiento del Parque Natural de Sierra Espuña.

leer más

Espirulina I

“Somos lo que comemos”. En efecto, nuestro organismo se compone de unos 1000 billones de células y en cada minuto de nuestra existencia se crean un millón de células nuevas a partir de lo que hemos ingerido.

leer más

Para reforzar tus defensas… ¡propolízate!

El sistema inmunitario se puede ver alterado o debilitado por múltiples factores: alimentación tóxica o deficiente, contaminación, hábitos nocivos como fumar o el alcohol excesivo, sedentarismo, estrés, virus / bacterias… 

leer más