Roland Lorilleux: “En Occidente nos equivocamos al separar la materia del espíritu” IV

Jun 10, 2011 | Osteopatía, Reportajes

En el binomio Osteopatía-medicina convencional, ¿la Osteopatía se presenta como complementaria de la medicina clásica? ¿O quizás como sustituta?

A nivel oficial, la Resolución del Parlamento Europeo de 1997 sobre el Estatuto de la medicina no convencional de Paul Lannoye ha creado siete profesiones sanitarias nuevas y clasificadas en medicinas alternativas o complementarias. Éste es el texto oficial europeo y en él la Osteopatía está situada dentro de las medicinas complementarias. Por su parte, la medicina china ha sido catalogada como medicina alternativa.

Realmente, las dos medicinas (Osteopatía y alopática) nos dedicamos a la salud pero no sé si realmente la medicina clásica sigue dedicándose a la salud en la actualidad, es el único problema. Nosotros nos dedicamos a la salud, no a las enfermedades. La medicina clásica, que llamo clásica para no decir tradicional, se dedicaba a la salud, ahora creo que ha perdido el camino, no se dedica a la salud sino a las enfermedades. Es totalmente diferente filosóficamente y es la razón por la cual ellos se transforman en técnicos. Ése es el problema.

Otro tema controvertido es la relación entre Osteopatía y fisioterapia. ¿Qué opina al respecto?

Yo soy fisioterapeuta pero el colegio de fisioterapeutas quiere robar la Osteopatía por desconocimiento. No son osteópatas, son fisioterapeutas y cuando ven que alguien trabaja con sus manos ya lo consideran como fisioterapeuta. Es la misma situación que intentaron hace 20 años cuando quisieron apropiarse de la medicina china para la fisioterapia, quieren abarcarlo todo. Se equivocan al equiparar el trabajar con las manos con tener un concepto. Los fisioterapeutas no tienen un concepto, es una técnica y, por lo tanto, son técnicos. Si un osteópata fuera técnico no se le podría considerar osteópata, sería un fisioterapeuta que realiza terapia manual. La terapia manual es un término que ya se creó en los años 70.

¿Una persona puede ser osteópata sin ser fisioterapeuta previamente?

Sí, claro. No hay ninguna obligación. Somos nosotros los franceses los que hemos creado eso, porque la historia es muy importante.

El tema de la fisioterapia se introdujo en Francia en 1946, creo, justo después de la guerra y entró en la aplicación de técnicas, que es un trabajo un poco de robot. Ocurre entonces que empiezas a cansarte al cabo de algunos años, porque no tiene la iniciativa del tratamiento, lo que haces es repetir todo el tiempo. Los fisioterapeutas buscaban algo para mejorar su abordaje del paciente ya que en Francia casi todos teníamos consultas privadas por lo que había una gran competencia para desmarcarse, cosa que no ocurre aquí. Cuando hay competencia intentas ser mejor que el vecino.

Imagínate cuando en una receta o informe te piden realizar 20 sesiones de masaje para recuperación de la lumbalgia, tú utilizas tus técnicas. Has aprendido a hacer masaje y musculación, abdominales, estiramientos… Pero la evidencia es que hay cosas que no sabes. El problema es que hablamos de una lumbalgia pero no buscamos su causa: ¿de qué viene?, si es una reacción muscular, de contractura… El fisioterapeuta sabe hacer masaje muy bien y luego estiramientos. Pero te acabas dando cuenta de que, haciendo eso, no adelantas, no mejoras, por eso hay que buscar otras cosas. Y lo que hemos buscado es cómo hacer el abordaje de estas otras cosas, para mejorar. Así, han llegado técnicas de los EEUU, procedentes de los quiroprácticos, cosas que hemos oído de Osteopatía…

¿Qué es lo que buscaba yo cuando fui a Inglaterra? Lo mismo mejorar mis técnicas, era fisioterapeuta. Todos los días yo tenía pacientes con una fractura, una lumbalgia… así que buscaba técnicas, ésta es la trampa. Hemos buscado descubrir mejores técnicas sin entender lo que en realidad buscábamos y fue dentro de la escuela donde, al cabo de 3 ó 4 años, empezamos con la revolución.

¿Existen diferencias en el ejercicio de la Osteopatía en los diferentes países en los que has estado? 

La Osteopatía es siempre la misma, ya que es el concepto. A este nivel, no hay diferencia con la medicina, es como mejorar la salud de un paciente, que es lo que deberían hacer los médicos, no deberían intentar eliminar la enfermedad. Si hablamos filosóficamente estamos todos de acuerdo, el problema es que eso no interesa. La medicina clásica tiene la química encima, en cuanto a influencias y la química está hecha para matar el concepto. Existe sólo un concepto, el concepto de la salud.

Roland, cuando trata a sus pacientes no siempre existe contacto entre sus manos y el cuerpo de ellos, ¿cómo puede ser si es terapia manual?

Cuando hago Osteopatía, es cierto que a veces no toco. Para mí, un paciente es su cuerpo y su anticuerpo (más que su cuerpo). El cuerpo del paciente vive dentro de un medio ambiente y, si hablamos de los fotones y de todas estas moléculas que nos atraviesan, nos nutrimos de todo eso, aunque no las veamos: los colores, la luz… Para mí el cuerpo no acaba en la piel, hay más, pero es el cuerpo lo que tratamos. La frontera del cuerpo es la piel pero, a veces, hay informaciones que captamos mejor cuando no tocamos la materia. Es algo fascinante porque, cuando nos separamos de la materia, podemos captar la información procedente de ella, por ejemplo, el calor.

Si tocas, notas el calor de un cuerpo pero, si la mano está entrenada, a distancia también puedes sentir una diferencia entre el calor que viene procedente de diferentes zonas de la materia. Es entonces cuando puedes sentir que hay algunas diferencias de emisión de calor del cuerpo y ¿por qué no dar importancia a eso? A esas emisiones de calor. La emisión de calor diferencia: por ejemplo, sabemos que un hígado tiene un grado y medio de calor más que los otros órganos y, según la función y el funcionamiento de los órganos, estos emiten calor, densidad, vibración…Son cosas que puedes entrenar para que sientan tus manos. La Osteopatía es una medicina de sensación que se practica con los cinco sentidos.

La Osteopatía se practica con los cinco sentidos, ¿y las mujeres osteópatas también con su sexto sentido?

Andrew Taylor Still no rechazaba a las mujeres. Incluso hubo una época en la que una mujer fue presidenta del colegio de los osteópatas a finales del siglo XIX. Y, es más, una de las hijas de Andrew Taylor Still era osteópata. Sí, la mujer tiene una sensibilidad muy fina, por eso los seis sentidos. Es eso trabajar con las sensaciones y no limitarte a la sensación de la mecánica del organismo y sí ampliar tu observación hasta todo lo que emite el cuerpo: calor, densidad… Pero yo he nacido con mis manos y son mis conductores.

Es importante aclarar esto porque, si no se hace, se puede caer en la trampa de la curación por misticismos o magias sin tocar.

Porque yo soy un racional, he trabajado mucho estructural y lo que me ha hecho ampliar mi abanico de observación son los fracasos y lo que sentía con mis manos. A veces estaba trabajando con algo muy estructurado y yo notaba que todo iba bien, que todo se había hecho correctamente pero seguía igual. Ahí es donde empieza el problema: ¿qué pasa? Había una limitación de movilidad aquí y yo he trabajado como un mecánico para eliminar este obstáculo, he notado que la técnica la había realizado bien, vuelvo pero sigo limitado. ¿Qué ocurre? Falta algo, porque no es sólo eso, hay algo más. Cuando te preguntas qué pasa, eso es lo que te hace adelantarte y avanzar. Toca empezar a ampliar tu observación y a rechazar tus límites, es eso lo importante. Pero la dificultad es mantenerse racional, porque estamos en un mundo que quiere cientificidad, entonces ¿cómo lo hacemos?

Artículos relacionados

Espirulina II

La espirulina ASN es cultivada con aguas limpias y mineralizadas de nacimiento del Parque Natural de Sierra Espuña.

leer más

Espirulina I

“Somos lo que comemos”. En efecto, nuestro organismo se compone de unos 1000 billones de células y en cada minuto de nuestra existencia se crean un millón de células nuevas a partir de lo que hemos ingerido.

leer más

Para reforzar tus defensas… ¡propolízate!

El sistema inmunitario se puede ver alterado o debilitado por múltiples factores: alimentación tóxica o deficiente, contaminación, hábitos nocivos como fumar o el alcohol excesivo, sedentarismo, estrés, virus / bacterias… 

leer más