Roland Lorilleux: “En Occidente nos equivocamos al separar la materia del espíritu” I

Jun 10, 2011 | Osteopatía, Reportajes

Pero como director de la ECO usted define la línea de la escuela.

Sí, yo defino la línea y ésta fue siempre la globalidad. Es decir, que cuando hablamos de Osteopatía es lo mismo que si hablamos de la salud. ¿Cómo hablamos de la salud? Pues otorgando la palabra a todo el mundo, por eso hay perfiles opuestos. Todos nos conocemos muy bien y a nuestras familias, llevamos ya 20-30 años juntos y yo tengo que hablar como el que tiene el palo. Están los que son muy racionales pero tienen algo que decir porque tienen una experiencia, por ejemplo, el más antiguo es Pierre Delaunois que me enseñó los últimos años en Maidstone, en el 1976. Yo le llamo el profesor Tornasol, es muy difícil seguirlo pero es una auténtica Biblia de la salud, y es muy difícil de entender porque te da todo así boom, de golpe, y tú no sabes lo que te cae encima. Yo tuve esa posibilidad de vivir con ellos de dar clase en Francia, en Inglaterra, en Bobigny y de compartir.


¿Qué motivos le impulsaron a venir a España? ¿Cómo surgió la idea?

Cuando enseñaba en París yo vivía en Montpellier y como estaba dentro de la enseñanza y de esta dinámica pensé que en España no había nada ni nadie y hay otra circunstancia y es que en mi consulta de Paris éramos tres: André Ratio del que aprendí el craneal, Renzo Molinari que fue el director de Maidstone y yo. Además ocurrió algo, estábamos cerca del Arco de Triunfo y un día me vino una familia española, madre, hijo e hija, para visitar a la hija de 18 años con amenorrea, (pérdida de menstruación). Me venía de parte del homeópata Roland Sananés, muy reconocido y que ha escrito muchos libros, y cuando él tenia algo que le parecía que no estaba dentro de sus posibilidades me lo enviaba. Bien, pues yo visité a la chica y me contaron que venían de Barcelona y me explicaron que allí había muy pocos homeópatas y los que había no les gustaban. Yo recuerdo que pensé: “Qué tontería venir de Barcelona aquí”. Como yo tenía la consulta en Montpellier pero daba muchas clases en Toulouse, la familia pensó que se podía organizar para que yo pudiera seguir visitando a la niña en Montpellier o en Toulouse que estaba más cerca de su ciudad, eran apenas unas 3 ó 4 horas en coche.

Pero, finalmente, nunca vinieron allí porque me llamaron y me preguntaron si yo podía ir a Barcelona si ellos reunían a 5-6 pacientes con hora para visitarlos cuando yo estuviera aquí. Yo acepté, me parecía buena idea y tenía una amiga aquí que tenia un centro y podía dejarme un espacio para tratar. Así que, cuando venía a Barcelona, disfrutaba del día o de los días que estaba aquí y aprovechaba para hablar con técnicos en el consulado. Empezamos a habar de la Osteopatía y de la medicina energética, ya que yo estaba en ese momento con las dos pues tenía la escuela de medicina energética en Toulouse. Empecé a hablar, eso sobre los años 86 más o menos y me presentaron a un medico aquí que se llamaba Miquel Masgrau, que había trabajado unos textos de medicina china. Me reuní con él que hablaba francés y él me comentó que le gustaba la Osteopatía pero no tenían nada aquí en España. Por eso, en ese momento, estaban con un proyecto (que finalmente no se materializó) para la creación de un centro como un centre de cure: un espacio como un centro de salud y/o de talasoterapia, donde la gente pasaba una semana o dos al año y realizaban tratamientos de fisioterapia, masaje, baño… Miquel Masgrau me contó que le gustaría introducir una parte pedagógica para organizar clases pero sólo en medicina alternativa y complementaria. Así que nos planteamos trabajar juntos.

De esta manera empecé a venir aquí de forma frecuente a Barcelona, una vez al mes más o menos. En España sólo había un señor que había ido a Maidstone, Francesc Escarmís Costa. Este señor, casualidad otra vez, había llamado a Ángel Castejón, español de origen, ex director de Maidstone de la rama francesa de Maidstone, porque se conocían como españoles de cuando Francesc era estudiante. Empezaron a hablar y Francesc le contó a Ángel la situación en España en la que no había Osteopatía todavía y sería un buen momento para empezar.

Además de la presencia en España también era necesaria una regulación inicial de la profesión.

Claro, en España no había nada. La respuesta de Ángel Castejón fue: “Habla con Roland porque él está yendo de forma regular a España, tiene costumbre de enseñar en Maidstone, está en la escuela de París, en Bobigny en la facultad de medicina. Habla con él, es el mejor (para él), el que puede ayudarte.” Así que Francesc me llamó: yo tenía contacto con todos los profesores y él tenía contacto con los españoles aquí. Así que empezamos la primera formación en 1987-1988.

Entonces, ¿fue desde España que usted ya emprendió las acciones con el Parlamento Europeo para que la Osteopatía fuera reconocida?

Sí, estaba aquí. Soy el fundador del ROE (Registro de los Osteópatas de España), por eso me presenté como representante español.

Efectivamente, ahora que lo menciona, usted como creador del ROE (Registro de los Osteópatas de España), ¿cree que los requisitos de acceso son duros?

No, son blandos. Tener un diploma de escuela de Osteopatía son mínimo 1.500 horas de formación y cuando montamos el registro era de 1.200 horas. Una formación de Osteopatía de 1.500 horas es el mínimo establecido en Europa.

¿El mínimo para entender la globalidad?

El mínimo para intentar entenderla.

 

Ver el Currículum Profesional de Roland Lorilleux

Imágenes:

– Meritxell Cárdaba
– ECO Escuela del Concepto Osteopático
– Foto de Andrew Taylor Still cedida por Library of Congress:
1914. Unknown (Library of Congress collection) de USA

 

 

Artículos relacionados

Espirulina I

“Somos lo que comemos”. En efecto, nuestro organismo se compone de unos 1000 billones de células y en cada minuto de nuestra existencia se crean un millón de células nuevas a partir de lo que hemos ingerido.

leer más

Espirulina II

La espirulina ASN es cultivada con aguas limpias y mineralizadas de nacimiento del Parque Natural de Sierra Espuña.

leer más

Para reforzar tus defensas… ¡propolízate!

El sistema inmunitario se puede ver alterado o debilitado por múltiples factores: alimentación tóxica o deficiente, contaminación, hábitos nocivos como fumar o el alcohol excesivo, sedentarismo, estrés, virus / bacterias… 

leer más