Silicio, mineral esencial para el cuerpo humano (IB)

Sep 30, 2011 | Nutrición, Reportajes

Beneficios de este oligoelemento

El silicio es un componente necesario para la realización de muchas actividades fisiológicas ya que interviene en la constitución de los huesos, cabellos, uñas, cartílagos y piel.

 

Teniendo en cuenta que el silicio se introduce en la estructura tisular del colágeno (proteína constituyente de muchos tejidos como la piel) y de la elastina, ofrece un triple efecto sobre la piel: tonificante, hidratante y antioxidante. Esto significa que si el organismo carece de silicio puede aparecer sequedad en la piel y, muy a menudo, arrugas. El silicio está generalmente aconsejado para actuar contra las arrugas, las estrías y para mejorar la elasticidad de la piel, en términos generales.

Investigaciones médicas han mostrado, asimismo, que las fracturas óseas se reparan más rápidamente tomando extractos de silicio orgánico en lugar de calcáreo (usado habitualmente). La principal razón es que el silicio es un componente esencial del proceso de osificación, orienta el calcio hacia la mineralización ósea y potencia la disolución de las calcificaciones a nivel de los tejidos blandos.

En ocasiones, los médicos también administran derivados orgánicos de silicio a enfermos que sufren de dolores musculares y óseos. Esto se debe a que, gracias a su acción remineralizante, el silicio permite recuperar una buena movilidad y disminuir el dolor. También es beneficioso en los tratamientos de artritis y artrosis.

El silicio entra en la estructura de las paredes arteriales y ayuda al mantenimiento de su elasticidad. Como hemos mencionado, teniendo en cuenta que la tasa de silicio en el organismo disminuye con la edad, una persona mayor sufrirá más de la disminución de la tonicidad vascular.

Un déficit de silicio orgánico en el organismo aumenta los riesgos de formación de arteriosclerosis, responsable de artritis de los miembros inferiores y de enfermedades arteriales coronarias (angina de pecho, infarto de miocardio), y de algunos accidentes vasculares cerebrales.

Fuentes de silicio

Para responder a una carencia de silicio hay varias soluciones. Primero, a nivel de la alimentación es importante privilegiar los productos no refinados, las frutas y verduras ecológicas, así como un agua rica en silicio. Se puede también optar por complementos a base de plantas ricas en silicio tales como cola de caballo, bambú u ortiga.

Por otro lado, existe toda una gama de productos y complementos alimenticios a base de silicio orgánico que tienen la ventaja de ser fácilmente asimilados por el organismo.

Para SABER MÁS sobre el silicio, consulta la segunda parte de este artículo.

Para obtener más información técnica y científica sobre el silicio, consulta el informe especializado.

Traducción: Meritxell Cárdaba y Pascale Pech

Imágenes: Dreamstime.com

Foto principal, silicio: © Urosmm | Dreamstime.com

Frutas y verduras:  © Goran Mulic | Dreamstime.com

Manos: © Oscarmp | Dreamstime.com

Artículos relacionados

Espirulina I

“Somos lo que comemos”. En efecto, nuestro organismo se compone de unos 1000 billones de células y en cada minuto de nuestra existencia se crean un millón de células nuevas a partir de lo que hemos ingerido.

leer más

Espirulina II

La espirulina ASN es cultivada con aguas limpias y mineralizadas de nacimiento del Parque Natural de Sierra Espuña.

leer más

Para reforzar tus defensas… ¡propolízate!

El sistema inmunitario se puede ver alterado o debilitado por múltiples factores: alimentación tóxica o deficiente, contaminación, hábitos nocivos como fumar o el alcohol excesivo, sedentarismo, estrés, virus / bacterias… 

leer más